Facundo Bagnis (166º del ránking ATP) se hizo fuerte en los momentos importantes del partido y se quedó con el duelo de argentinos ante Leonardo Mayer por 6-2, 3-6, 6-3 tras dos horas y siete minutos de juego. 

Para el santafecino es la consolidación de un proceso de regreso a los primers planos. Tras llegar en Umag, Croacia, a sus primeros cuartos de final en el ATP Tour desde Gstaad en 2018, Bagnis llega a una nueva final en el ATP Challenger Tour. Su rival será Sumit Nagal, verdugo del brasileño Thiago Monteiro por  6-0 6-1.

El indio de 22 años ha recorrido un trabajado camino en los pocos años que lleva como tenista en el más alto nivel del Tour y debió transitar distintos momentos como tener que mudarse a Alemania para poder entrenarse en mejores condiciones o rebuscárselas con los viajes por no tener dinero.

Nagal reconoce que no solo es su primera vez en Argentina, si no que aquí llegó también en soledad, sin entrenador, pero nada de ello ha frenado su camino: de hecho, necesitó apenas 54 minutos en cancha para pasar este sábado a la definición del Challenger de Buenos Aires presentado por Banco Provincia.

Nagal llegó a Buenos Aires tras ganar un reconocimiento hace apenas un mes, cuando en su primera participación en el cuadro principal de un Grand Slam, en el US Open, debió medirse en la primera ronda ante Roger Federer. Y pudo ganarle el primer set. Pese a no tener aun victorias ATP, el No. 161 del mundo dejó en claro sus condiciones al mostrar un firme rendimiento durante todos sus encuentros.

No obstante, el tenista estuvo acompañado este sábado por el entrenador argentino Mariano Delfino, quien lo entrenó durante algunos años y se vino especialmente desde Rosario para verlo. ”Por eso sé un poco de español, aunque no mucho, y me gustaría aprender. Pero soy bastante vago como para hacerlo, je”, contó en la semana.

De esta forma, Nagal buscará su primer trofeo Challenger tras disputar este mes una final en Banja Luka, Bosnia. ¿Cuál es el objetivo para estos días? “Mi intención es sumar puntos para ir al próximo nivel, seguir creciendo. Mi objetivo es llegar al Australian Open, esa es la meta principal y el porqué de que haya volado tan lejos de mi casa. Aparte, durante todo el verano estuve jugando en polvo de ladrillo, que es la superficie que más me gusta, por eso vine a Sudamérica”, afirmó. El objetivo está cada vez más cerca.

ORGANIZA
TELEVISA
ENTRADAS
SPONSORS